¿QUE ENCUENTRAS AQUÍ?

¿Qué encuentras aquí?

Principalmente textos y documentos relacionados con temas educativos y literarios, información que te ayudará a complementar las actividades que desarrollarás en clases, así como a integrar las investigaciones que te sean solicitadas en las asignaturas de:

Taller de Lectura y Redacción 1, Taller de Lectura y Redacción 2, Ciencias de la Comunicación 1, Ciencias de la Comunicación 2, Literatura 1 y Literatura 2.







12 may. 2010


POETAS TEAPANECOS

Fernando Duque de Estrada.

Conocido también como Ferdo De Essan (su seudónimo), nació en Teapa, Tabasco el 5 de Julio de 1876. Abogado y poeta, dentro de la política fue Diputado en el Congreso del Estado, Presidente de la Cámara Agrícola; fue también Catedrático de la Universidad de Mérida, Yucatán; y en el Instituto Juárez de Tabasco.

Fundó y dirigió la revista "El Estudiante"; escribió para la revista "La Bohemia" en su segunda época, cuando ésta desapareció; fundó La Revista y Alba; escribió poemas breves como "Gajes del Oficio", también participó dentro de la prosa con "La Guardia muere pero no se rinde". Falleció en Veracruz en 1950.


Mi Secreto

Mi secreto es amor, ¡amor ferviente!

bello delirio de mi mente loca:

sueños, ilusión, ansia vehemente

que lucha por llegar hasta tu boca.


Lo conoce la luna, -mensajera

de todo corazón enamorado-,

y el riachuelo también, como si fuera

indiscreto, ya el lirio lo ha contado.


Lo susurra la nube pasajera,

las flores lo multan a su modo

en la margen, la cumbre y la pradera:

¡ y así lo sabe el universo todo!


Más, aunque mi alma con palabra ardiente

en su silencio te lo digo a voces;

acaso has de ignorarlo eternamente...

¡Solo tú, mi secreto no conoces!



Manuel Giorgana Gurría.

Escritor y poeta. Nació en Teapa, Tabasco el 6 de octubre de 1874 y murió en Veracruz, colaboró y formó parte de la revista "La Bohemia Tabasqueña", su obra es versátil ya que incluye prosa y verso, entre las que destacan: "Estrofas", "Tu mirada" y "Sábado de Gloria".


TU MIRADA

¡Oh, tu mirada lánguida y sombría!

¡quién sabe qué misterios no revela!,

¡qué tristezas ocultan a porfía

esos rasgados ojos de Graciela!


¡Oh tu mirada de pasión ardiente

que flamea indecisa sin consuelo!,

¡quién sabe qué visión busca ferviente

en el claro horizonte de tu cielo!


¡Oh tu mirada triste y pensativa,

que ayer sonrió provocativa y loca!,

¿por qué hoy se nubla tímida y esquiva

cuando rosan mis labios con tu boca?


¡Oh tu mirada limpia y tranquila

que ayer pasiones revelaba inmensas!,

¿por qué hoy al verme con dolor vacila

cuando quiere explicarme lo que piensas?



Carlos Ramos Alvarez.

Nació en Teapa, Tabasco el 11 de Enero de 1895. Fueron sus padres el honorable agricultor Don Lorenzo Ramos y Doña Delfina Alvarez de Ramos. Los primeros años de su infancia los pasó en la finca El Carmen, propiedad de su padre. Estudio su primaria elemental en Teapa, la superior en el colegio del Sacerdote Vega, pasando luego al Instituto Juárez, bajo la dirección del abogado cubano Gustavo Zuzarte. En sus estudios se caracterizó como alumno aprovechado, obteniendo calificaciones sobresalientes, que lo hicieron figurar como catedrático del propio plantel, cuando aún era estudiante.

Desde muy joven dió muestras de su inspiración poética, que más tarde lo habría de inmortalizar. Trabajo como catedrático en el Instituto Juárez y en el Liceo Tabasqueño. Fué periodista y escritor; dirigió la "Bohemia Tabasqueña" en los años de 1889 a 1890, en donde se publicó la mayor parte de sus poesías.

En el año 1895 escribió en la "Revista de Tabasco", "El Arco Iris" y "El Universal", semanarios ilustrados de San Juan Bautista. Dirigió también el "Grito de Dolores en Teapa", semanario también, cuando tenía veintiséis años y trabajaba en la finca de su padre. Contrajo nupcias con la bella señorita Esther Balboa, radicándose en la misma finca pero sin dejar de pulsar la lira.

El Lic. Francisco J. Santamaría, siendo Gobernador del Estado de Tabasco, y entusiasta admirador de Carlos Ramos, mandó a imprimir un libro con la mayor parte de sus poesías. Entre sus obras destacan: "A solas", "Oye y espera", "¡Ave Rubia!", "Perdón", "Veintisiete de febrero", "Oyeme", "Tú última carta", "Mirame", "Tus ojos", "Adiós", "A Teapa".

Murió el 3 de Febrero de 1913.


ASÍ ENTIENDO EL AMOR.

El amor que no quema lo que toca,

que no tiene dolor ni sufrimiento,

es un dulce delirio de la boca

pero no la expresión del sentimiento.


El amor que es amor, es encanto,

susceptible de múltiples excesos,

que se convierte en manatial de llanto

o se resuelve en explosión de besos.


Así entiendo el amor: arrebatado,

loco y convulso, delirante y ciego;

volcán en sus entrañas inflamado,

volcán resuelto en torbellino y fuego.


Así lo entiendo yo: sueño profundo

que llena el alma de feliz contento

y superior a todo en este mundo;

así lo entiendo porque así lo siento.


Lo demás no es amor, tal vez quimera,

torpe mentira o ambición soñada,

capricho o vanidad, lo que se quiera,

pero nunca pasión, ni amor, ni nada.


Aprende a amarme como yo te quiero

haz de mí tu esperanza y tu tesoro:

a eso llaman cariño verdadero

aquellos que aman como yo te adoro.


El amor ha de ser lo más sublime,

entusiasmo en las horas de bonanza,

dulce consuelo cuando el alma gime

y baluarte de fe de la esperanza.


Ha de ser el tesoro del que espera,

y si el tedio en las almas aparece,

en bálsamo que alienta y regenera,

oración que redime y fortalece.


No te engañes, mi bien, es necesario

para alcanzar la codiciada palma,

pasar por los peldaños del calvario

y entregarse al amor en cuerpo y alma.


Así entiendo el amor, no me equivoco;

porque me ames así constante lucho,

no me juzgues de iluso ni de loco,

lo entiendo así, porque te quiero mucho.



POETAS TEAPANECOS

Noé de la Flor Casanova.

Abogado, poeta y escritor, nació en Teapa, Tabasco, el 29 de Mayo de 1904. Se tituló en la Ciudad de México, llegó a ocupar puestos importantes en la política, como el de Gobernador Constitucional del Estado de Tabasco durante el período de 1943-1946, fué Magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal. Fué un entusiasta impulsador de la Educación Pública, destacándose de manera importantísima en la campaña de Alfabetización, fundó la Biblioteca Pública "José Martí". De sus grandes alcances culturales y de su inspiración poética son producto los libros:

"Políticos delincuentes y delincuentes políticos" y los de poesías: "Licor del silencio", "Balcón del Viento" y "Nostalgia de Cuba".


SOLEDAD

Tupida soledad... Sólo cubierta

por una sombra de mi sombra hermana.

Por una sombra que llamó a mi puerta

una tarde, una noche, una mañana.


Los dos gozamos con el mismo sueño;

los dos sangramos por la misma herida,

los dos lloramos por el mismo empeño...

¡Los dos esclavos de la misma vida!


Y de tal modo se quedó fundida,

aquella sombra que mi mente nombra,

que en mi profunda soledad tupida

no sé cual es su sombra y cual mi sombra.


Esculpiré mi verso en el camino

que va de tus pupilas a mi angustia,

de las perfectas líneas de tu cuerpo

y serás ritmo, inspiración y esencia

en el plumón celeste de mi verso.


Serás la mano que ensonora el arpa,

serás el trino que ensonora el campo,

serás crencha de luz que envidia el alba,

milagro en el violín, nota de arco.

POETAS TEAPANECOS.

JOSÉ CALZADA DEL ÁGUILA.

Abogado y poeta, nació en Teapa, Tabasco en 1870 y murió en Villahermosa, Tabasco en 1918. Toda su obra literaria la publicó con el seudónimo de "Román C". Revolucionario y enemigo del régimen Huerta, se alzó con los rebeldes en 1913. Presidente de la Junta Revolucionaria de Villahermosa, figuró en diversos cargos Judiciales y Docentes y ocupó la Dirección del Instituto Juárez (hoy Universidad Juárez Autónoma de Tabasco); entre sus obras destacan: "Entonces", "Escucha", "Oye", "No más".


SONETO

Tímida, candorosa y delicada

como la flor del sublimado aroma,

y cual la tierna y nítida paloma,

la sencillez revela en su mirada.


Si se acerca feliz y enamorada,

en su sonrisa angelical asoma

el más perfecto y celestial idioma

de la inocencia y la virtud soñada.


¡Oh de mis sueños virgen cariñosa!

¡Oh la casta deidad del alma mía!

¡cuán bella estás así y cuán

hermosa!.


Fuiste la aurora de esplendante día

que disipo la noche tenebrosa

en el cielo de mi alma ¡Oh mi María!.